martes, 28 de junio de 2016

La máquina de pedirle a Messi


Creo que fue a principios de año que el micro que llevaba por las rutas venezolanas al plantel de Huracán chocó y varios jugadores del Globo sufrieron heridas graves. El más perjudicado de todos fue Patricio Toranzo, un mediocampista exquisito cuya tradición estética remite a Fernando Redondo, quien perdió una parte de los dedos de su pie derecho. El accidente conmovió a la opinión pública del fútbol (siempre alerta para convertir tragedias en espectáculos masivos) y se destacó la carta de un niño, hincha de Huracán, que le ofrecía a Toranzo los dedos de sus pies ya que él los iba a utilizar mejor.

En el momento me llamó la atención que nadie reparara en que la ofrenda del niño, más que una demostración de amor, era la manifestación de una patología. Por más que el enunciado haya sido interpretado en términos simbólicos, lo que el niño manifestaba era real y por lo menos sugestivo: la amputación personal en nombre de un ídolo. 

El niño y Toranzo no importan tanto como la metáfora brutal sobre la dinámica del vínculo hinchas/jugadores que se desprende de la anécdota.   

***

Como sucedió con el accidente de Toranzo la renuncia de Messi hizo que los medios vuelvan a utilizar el escudo de los niños para simbolizar el “sentimiento” de un país. Ayer Marcelo Tinelli difundió el video de un niño al borde de la descompensación, que entre llantos y convulsiones, le pedía a Messi que no renunciara. Lo más turbio de todo es que mientras el niño balbucea se oye la voz de la madre instigándolo a que siga hablando, a que manifieste su patología en público. La maternidad/paternidad, incluso cuando es buscada, de por sí, es autoritaria: alguien decide la existencia de una persona sin saber si a esa persona le agradará existir. Claro que el error original puede remedarse con amor. En una canción llamada “Esto va para atrás” Moris se refiere a ese dilema y llega a la conclusión de que nuestras madres tampoco pidieron nacer. Ahora bien, el video del niño que le pide a Messi que no renuncie demuestra que la maternidad/paternidad, cuando es irresponsable, es casi fascista.

***

La sobreactuada delicadeza, el excesivo dramatismo con que se le pide a Messi que no renuncie esconden la intención despótica de pasar por arriba de los deseos del otro. Básicamente se le está pidiendo a Messi que no haga lo que quiere hacer de una manera amable. Más o menos al estilo de los mafiosos en las películas antes de matar a la víctima.

El extremo de ubicarlo en la situación de un mártir porque los aviones de la Selección no salen a tiempo también es ridículo si tenemos en cuenta que cada tanto chocan los trenes de la clase trabajadora.  

La idea de "un país" que insulta y denigra a un jugador por el simple hecho de errar un penal o no ganar una Copa es deleznable. Pero que ahora el mismo país, a través del chantaje emocional de periodistas compungidos, padres enajenados y maestras equivocadas, quiera convencer a ese mismo jugador de que no renuncie a la Selección es propio de un psicópata. Ojalá que Messi haga lo que se le cante.


21 comentarios:

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Excelente comentario Corvi querido. Suscribo plenamente!
Abrazo de gol

Anónimo dijo...

Me voy del tema Messi (que me tiene las bolas llenas) para agradecerte el recuerdo de uno de los grandes de nuestro rock: Moris. Uno mas de los olvidados de nuestra musica contemporanea. Abrazo de rock!!!

mundoarjo dijo...

Es cierto, pero también se lo puede ver desde otro ángulo (psicópata o no): es un gesto (¿demagógico?) de "líder plebiscitario" eso de ofrecer la renuncia especulando con la reacción de apoyo de las bases. La renuncia puede ser una forma inconsciente de autoafirmarse. Messi no es ajeno a la patología que genera en quienes lo siguen, más allá de sus elecciones.

Creo que lo de Messi es una tragedia. Quiero decir, el pibe está condenado a una dualidad desde antes de perder las finales, que lo va a acompañar para lo que siga en el futuro, incluso cuando se retire del fútbol. No hay vuelta que darle. Que Messi renuncie no quiere decir que no vaya a seguir teniendo el problema que tiene. Escaparle al bulto no anula el bulto.

Anónimo dijo...

Excelente, Corvino!!!!
Hay algo muy perverso en eso de no respetar el deseo del otro.
Pobre chabón, quiere irse (al menos, eso dijo en un momento crítico; tal vez sea sólo calentura, no sabemos), y toooooooooooooooodo el mundo sale a manipularlo.
Fucking intensidad! ¿Seremos así de manipuladores, de chantajistas emocionales, en nuestra vida cotidiana, con nuestros seres cercanos?

Si querés irte, andate; si querés volver, volvé, que vas a tener un lugar. Ojalá haya un DT en serio que te potencie.

Personalmente, no creo que sea especulación lo que dijo Messi, me parece que algo estalló dentro de él.

Ah, una cosa más: los manipuladores egoístas que dicen "sin Messi no somos nada, no vamos al Mundial" y otras tragedias.
Primero, que no es cierto. Sin Messi le ganamos a Colombia allá, por ejemplo.
Pero, sobre todo, esa idea de que si no tenemos el ancho de espadas no podemos ganar. Idea equivocada y nefasta cuya raíz hay que buscarla... no sé dónde. jaja

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

La idea de que "sin Messi no le ganamos a nadie" es pariente de la idea de "Messi nos tiene que salvar". No podemos dejar de ser "individualidades agrupadas". Nos cuesta ser y funcionar como equipo. Nos cuesta sostener proyectos a largo plazo (lo que se hizo en juveniles con Pekerman estaba tan bien, que tuvieron que destrozarlo). Les recuerdo que De la Rúa, reflexionando sobre su ida en helicóptero, dijo que "la opinión pública pedía a Cavallo". Los diarios (Grupo Clarín, teléfono) pedían A CAVALLO!! Me pudre la idea de un "salvador".

El fútbol es un deporte COLECTIVO. Los jugadores de básquetbol lo lograron. Le ganaron al Dream Team de Estados Unidos (obviamente que no el Dream Team original, el verdadero, que era imbatible), y salieron campeones olímpicos de básquet. ¿Entienden lo impensable que era eso hace 20 años? Y no se trata sólo de ganar.

Anónimo dijo...

Hay gente que quiere (me incluyo) que Messi siga porque es un jugador maravilloso.

El problema son los periodistas deportivos que quieren que siga sólo para seguir bardeándolo y darle carroña a los resentidos.

Corvino dijo...

Yo también quiero que siga, el problema es la psicopateada implícita, exigírselo ("hay que convencerlo", "¿qué hay que hacer con messi?" escucho) porque es el ejemplo de los niños y otras paparruchadas.

Mundo arjo: Es buena la idea, pero no creo que Messi sea un manipulador masivo, ni siquiera involuntario. En lo que sí estoy de acuerdo es en que forma parte de la patología, como vos y yo probablemente también.

Saludos. Aguante Moris (no sólo 30 minutos de vida es un gran disco, también ciudad de guitarras callejeras y fiebre de vivir).

Anónimo dijo...

Hola,

Un escrito letal. Mucho por pensar y comentar. Buenísimo.

El de ayer llamaba al hincha, desde ahí sigo diciendo Messi lo más, Martino sacate el buzo de la selección (hoy es Cholo como en su momento uno sentía que era Bianchi. Tampoco entiendo la banca a Martino ciega). Excelente campaña de Higuaín en su paso por la selección pero como hincha quiero minutos de otros.
Creo que Messi va a seguir (creo que porque lo desea, digamos que no pareció una decisión fría) aunque necesita vacaciones, descanso de la selección. Que se tome un año. No por mí, por él.

Saludos,

Matías-

Anónimo dijo...

Hola,

Un mínimo dato para este lúcido escrito.
Corvino, ¿Sabés que el nenito que le escribe a Toranzo de puño y letra no sabe escribir debido a su edad?
Contó que la madre le escribió la carta y él la copió.
Dato en la línea del lugar del padre que planteabas pensar.

Saludos,

Matías-

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Es que yo creo que el pedido "que venga Simeone" es, justamente, "julio grondonezco". No es fruto de un proyecto. ¿Cuál es el PROYECTO? Convocar al técnico que ganó el último título. Eso hacía Grondona: ganó Bilardo con Estudiantes, Bilardo DT. Ganó Menotti con Huracán, Menotti DT. Ganó Basile con Boca, Basile DT. Y así siguiendo. Lo único que hizo bien (no sé si fue él pero de última habrá sido el que dio el ok) fue convocar a Pekerman en juveniles y apostar por un proyecto que luego siguió Tocalli, etc. Luego la pudrieron con Humbertito y la "Generación del 86" que hizo cualquier mierda. Ese "grondonismo" es el que dice: "andáte Martino, vení Cholo". Qué se yo, no me convence. Tampoco Martino me termina de convencer, pero no siento que sea tan malo como dicen que es. ¿Qué culpa tiene de que no existan laterales? Para mí que jueguen Mercado y Rojo está bien. ¡Si no hay otros! Es cierto que toma decisiones que a uno le parecen confusas, pero bueno. ¿Quién no tiene errores?
Abrazo de gol!

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Lo que intento decir es: no hay mucho para variar. Ok, supongamos que chau Higuaín (o cuantimenos Higuaín suplente). Tenés a Lucas Pratto, a Icardi y no mucho más. Luego tenés a Angelito Corra, Dybala y no mucho más. Imagino que habría que mechar "estrellitas" con tipos que tengan personalidad y metan ganas. Así se hacen los buenos equipos. Yo no veo un equipo muy distinto al que formó Martino. Por algo se repiten tantos nombres entre Martino y Sabella. Mucho más no hay.

PD: ojo que tal vez el mito de "no sabemos jugar en equipo" también es un lugar común hijo de la pereza mental. La "generación dorada" en basquet, lo que hicieron los "pumitas" hace poco, el Boca de Bianchi y tantos y tantos otros, fueran de otro país. En ese sentido, hago un mea culpa e invito a leer este buen artículo de Ezequiel Fernánez Moores:
http://www.lanacion.com.ar/1913501-el-capitan-del-juego

Pedro dijo...

"Esta copa de mierda fue pura perdida. Si hubieramos ganado no hubiera pasado más que un par de comentarios con el compañero de trabajo, ahora que perdimos tengo mas bronca que el 22 de noviembre!"

Eso comentaban en un blog por ahí.

Hay equipos y momentos de equipos y jugadores, como esos que cita Rodrigo recién, que la sola idea de que salgan campeones es emocionante, enloquecedora. Es emocionante porque es muy lejana, casi ridícula. (Se puede agregar al Pro previo a las elecciones en esa lista) (Se puede agregar a Islandia) (Se puede agregar a la generación del 86). Esos equipos por lo general llegan lejos y tienen el plus para meter el gol que hace falta y dan la vuelta olímpica y siguen metiendo goles simbólicos porque le cerraron el orto a todos. Y si no llegan lejos, igual siguen hasta que lo consiguen. No hay "maldición", es el devenir lógico de la idea fija. Y la gente los apoya de corazón en las buenas y en las malas porque son David contra Goliat.
La selección argentina tuvo algo de ese plus en el comienzo de todas las últimas copas y dejó de tenerlo cuando en cuartos o semis ya se dio por hecho que Argentina iba a ser campeón y que era el mejor equipo del mundo. La histeria de internet y de los medios borra el recuerdo, pero tanto después del 6-1 como del 4-0 a eeuu, la reacción general fue de orgullo y de satisfacción. Antes de la final Martino hizo ver que no éramos los mejores en varios aspectos, y nadie le dio bola, no tuvo importancia, ya habíamos ganado, éramos los mejores, callate Martino, no seas amargo. Deberíamos recordar esos momentos, recordar que nos sentimos satisfechos y bajamos la guardia. Y entender que no era tal vez necesario ganar la final, porque el objetivo ya se había conseguido antes, más allá de que la formalidad nos obligue a decir que la final era lo importante. Como hinchada nos relajamos y nos dimos por felices mucho antes de esos penales. Habrán habido los que no festejaron ni un gol pensando en en salir campeones, pero eran minoría. Después era importante, claro, jugar la final bien, demostrar superioridad o al menos concentración y respeto al rival. Y se hizo y se cumplió. Pero si hoy le preguntás a cualquier futbolero-no-argentino qué selección es la mejor del mundo, te va a contestar lo mismo que hace una semana: Argentina y alguna más. Esta estupidez de salir campeón y traer una copa y bla bla es pura pose, pura histeria, no se condice con la realidad de lo que somos y podemos hacer. Ni de la capacidad y lo que rinden los jugadores. Si por alguna incidencia nos salteábamos la final con Chile y pasábamos derecho a las eliminatorias o lo que fuera, no me cabe duda que nos nos paraba nadie hasta la final del mundial, o por lo menos hasta cruzarnos con Alemania. Pero erramos dos penales de la serie, y ahora todo es una mierda. Somos horribles. Los niños lloran. Los padres los torturan. Se perdió Messi. Mascherano deja el fútbol. Martino se tiene que ir. Y todo esto seguramente termine, cuando ya nadie recuerde nada de nada, en que ganemos el mundial.
Citando a Victor Hugo: quiero llorar! Dios santo! Viva el fóbal.

Anónimo dijo...

Ciudad de guitarras callejeras es una maravilla Corvino!!!
Abrazo Marplatense (de La Nave del Rock Argento)

Tuco Salamanca dijo...

Hoy lei este texto de Juan Jose Becerra que me pareció de lo más acertado sobre #messisalvanos#messisosfracasado#messihacelomismoenbarsaconlaseleccion#messidaleunaalegriaalpueblo#messinolamete#messivolveteperdonamos

http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/146557174050/recursos-humanos

Creo en primer lugar que todavia no superamos la era Maradona, me refiero a la construcción épica de esa generación a la que hoy 30 años después le rinden homenaje. Que seguimos colgados de ese recuerdo que bien podria ser el guion de una pelicula clase B en que un grupo de tipos a los que los mataban antes del mundial van y les cierran la boca a todos.
Esto es otra cosa y se nos trastocó tanto el imaginario que pedimos boludeces. Si no salió bien, el problema son las fichas, cambiemos. Pedimos a Simeone (epica de garra garra garra), que si pierde dos partidos con la selección van a decir que lo trajeron al pedo porque es un perdedor de finales. En la anterior se clamaba por Tevez, que no demostró ser más que un buen jugador como tantos otros (epica del barro aquel que viene de abajo siente más la camiseta). Piden sacar a Higuain porque erró, aca se puede poner a varios que nunca dieron como el jardinero Cruz, Milito, Palacios, Aguero capaz deberiamos pensar que como jugamos no hace tan decisivo al nueve como en las ligas en las que meten goles cada vez que te pasan un resumen deportivo, algo asi con Messi que creo mejoró con Martino. En todo ese universo, que incluye la AFA, Tinelli, niños llorando, cartas lacrimógenas de maestras, periodistas deportivos a los que les pido, como Bill Hicks a los publicistas, si sos periodista deportivo por favor suicidate, no no es un puto chiste. Rescato al Ruso Verea y a E Fernandez Moore y a veces a Varsky (ok Beckett falla dos veces falla mejor bla bla). En ese quilombo decia, vive Messi, el blanco perfecto para nuestra frustración a los que todos le tiran con todo, me da la sensación por momentos que el flaco va a explotar pero literalmente. Banco al corvino en que Messi haga lo que se le cante y en que somos una manga de psicópatas.

Anónimo dijo...

Esa nota es hermosa.

Anónimo dijo...

Lo único que (le) falta es que Portugal gane la Eurocopa...

Cabeza de Platino dijo...

¿Ésto sirve como crítica al cholulismo de tu entrada anterior?

Anónimo dijo...

Remendar

José A. García dijo...

Ni fu ni fa messi, y el futbol y la copa américa y la copa de leche... Gane o pierda la supuesta selección de ese deporte, mi vida sigue igual, así que, ni la menor importancia de lo que ellos hagan por la plata.

Saludos

J.

Anónimo dijo...

Te dije que Portugal iba a salir campeón