martes, 2 de febrero de 2016

Valium y cocaína


Las críticas al kirchnerismo son más de tipo moral que político. Casi siempre se trata de funcionarios que se aprovechan de pertenecer al Estado para enriquecerse o enriquecer a allegados que ofician como testaferros. Otros casos tratados con menos gravedad pero en la misma línea son los funcionarios que utilizan los medios del Estado como bien personal. Por ejemplo: alguien, probablemente Boudou, viaja en helicóptero. Otro hecho de corrupción a menudo señalado es el de los que atribuyen regalos al Estado (una alfombra persa, un osito de peluche de Taiwan) como obsequios personales. La idea que subyace por detrás de estos incidentes es que los implicados además de ir a la cárcel deberían ir al psicólogo. Sostienen simetrías arbitrarias entre lo público y lo privado. De ahí el sesgo psicopático con que son retratados los grandes corruptos del kirchnerismo.

También hay críticas políticas al kirchnerismo, muchísimas, pero generalmente se impone un implícito "dime qué funcionario eres y te diré qué tipo de mierda has hecho", en el sentido de que las malas medidas son interpretadas como los obvios frutos de esos malos hombres. Argumento ad hominem para todos y todas. 

***

Muy pocas veces se dice para qué quieren robar todos esos millones los corruptos. ¿Utilizan el dinero como un medio para un fin? ¿O el dinero es el fin en sí mismo? ¿O es medio y fin al mismo tiempo? Lo cierto/incierto es que roban (hasta que se demuestre lo contrario). Nunca se habla de cómo incide en la vida del corrupto (presunto o no) ser visto como tal por la opinión pública. Lo que se da a entender es que el corrupto es un ser humano que ha dejado de sentir (vergüenza, tristeza, culpa), al que ya no le importan las alusiones negativas que hacen los demás sobre su persona, su familia y su apellido.


La teoría del robo como medio para un fin superador obedece a una idea conocida pero muy poco avalada: los millones robados como caja de ahorro de la real política. El dinero sirve para dirimir un problema de intereses sociales que enfrenta a dos sectores de la Argentina que curtieron la grieta en los últimos sesenta años. En algunos casos a los tiros. Esta idea extrema, temible, anacrónica, ridícula y probablemente cierta es compartida por buena parte de cada sector: si a los memoriosos gorilas el kirchernismo les recordaba vagamente el primer peronismo, el macrismo parece por momentos la Libertadora remixada.  

La teoría del robo como fin en sí mismo es la que más se propaga en los medios. Más allá de los beneficios de los millones (impunidad, voluntades compradas, permanencia en el Poder) el tema de fondo sería una atracción clínica hacia el dinero. Los políticos entonces son representados en escenas porno-narcisistas, algo así como hombres que roban joyas y pasan horas reflejándose con ellas en el espejo.

¿Qué hacen los corruptos con los millones que roban? Compran autos, viajan al exterior, construyen casas, le otorgan bienestar económico irrestricto a sus hijos. Al parecer lo mismo que la gente no corrupta pero a gran escala.   


***

Las críticas al macrismo son más de orden político que moral. Se critica la ideología del macrismo, la estructura de pensamiento. O la ausencia de ella. Se analiza el discurso y se profundiza en sus baches, sus lugares comunes. Para el macrismo el significado es un lastre. La historia incomoda, por eso quita a Mitre y Evita de los billetes. La resignificación de Frondizi era impostada: no pasó los primeros cincuenta días. Al parecer hay algo en la esencia del discurso macrista que está mal y es su resistencia al mismo discurso, a semantizar las palabras, a cargarlas de... ¡ideología! Por ejemplo el obvio problema del concepto de "normalidad", bajo el cual el PRO quiere sentarse a la sombra, es que supone la existencia de anormales. Es decir: el macrista se cree normal, el kirchnerista está orgulloso de su anormalidad (histórica, basada en la antagonía "gobiernos de los grupos concentrados de poder vs. gobiernos nacionales y populares"). Desde ese punto de vista la idea de desideologizar la política exterior y el tipo de cambio parecen chistes cuya gracia reside en decir abiertamente lo que no hay que decir. 

El kirchnerista está al tanto de que existen dos sectores. El anti k cree que el kirchnerismo es una banda de narcotraficantes, barras bravas y asesinos que tomaron el gobierno por asalto y cuyos ideales no comparte nadie a no ser ellos mismos. ¿Quién podría  compartir los ideales de narcotraficantes, barras bravas y asesinos? Desde el kirchnerismo, en cambio, Macri es visto como un emergente de una gran parte de la sociedad, como el efecto electoral de ciertas causas sociales.   

También hay críticas morales hacia el macrismo pero bajo otra perspectiva. Por lo menos los más famosos delitos morales de los funcionarios macristas parecen haber sucedido bajo el amparo del Estado (Bullrich recortando el trece por ciento) o de accionas avaladas por las instituciones (las tramoyas de Sturzenegger en el megacanje). La idea linkea el epígrafe de Plata quemada: "¿Qué es robar un banco comparado con fundarlo?". 

***

Al kirchnerista la fortuna de Cristina le "hace ruido", es la piedra en el zapato del campo nac and pop. Ante la fortuna de Cristina el kirchnerista prefiere a) el silencio. b) la justificación y c) la crítica. Al votante de Cambiemos (indignado por la fortuna de Cristina) parece no importarle cómo hizo su fortuna Macri. Es como si haber hecho la fortuna en el sector privado lo eximiera de ciertos señalamientos.   

***

En cierto modo separar entre críticas morales y políticas es en vano, ya que la crítica política casi siempre implica una crítica moral. Y viceversa. 

En cierto modo es como si se representara al kirchnerismo como cocaína y al macrismo como valium. Pero ¿quién está representando?      

42 comentarios:

L e dijo...

Clarito este post.
muy bueno

Polaco dijo...

A mí lo que me sorprende es la constante asociación del concepto de corrupción a la esfera pública, solapando la existencia de misma en las esferas privadas/mixtas. Es ahí cuando suceden cosas como el macrismo - pensar que los CEOs, por el hecho de serlos y venir del sector privado están limpitos y no tienen la pátina de la corrupción con la que constantemente se caracteriza a lo público (a fines del siglo XIX/XX el conservadurismo también consideraba la política como algo inherentemente sucio - ¿casualidad?).

Es un ejercicio de ilusión magnífico - sólo comparable al 'este es millonario, por eso no va a robar'.

Pedro dijo...

Yo me pregunto qué va a pasar cuando en unos meses se acabe la mentira de Macri. Aprendemos de nuestros errores?

Rodrigo dijo...

En 2003, luego de la debacle del 2001 (experiencias Menem/Alianza frescas), si vos sumabas los votos de López Murphy y de Menem te daba un poco más del 40%. El pueblo no aprende una mierda de sus errores, por lo menos en términos generales.
Saludos

gerardo vazquez dijo...

Sambú

A mí me parece que no habría que subestimar la astucia del que fuerza nuestros
errores. Hay muchos intereses de por medio y hay muchos procedimientos que
pueden hacer que los ciudadanos con poca información se indignen al punto
tal de terminar votando a su propio sepulturero.
La corrupción es y será un caballito de batalla porque aunque es muy
difícil de probar, es muy fácil de instalar.
Pensemos en cuantos comunicadores mediáticos(Lanata, Leuco, Majul)
han estado haciendo de la presunción un hecho juzgado.
Por no hablar de operaciones sucias de todo tenor.
¿Ya explicó Lilita que hacía Salerno en el living de su casa?
¿Quién puede recriminarle a un trabajador traumado por la hiperinflación
de Alfosín, que haya votado a Menem que prometía el salariazo y la
revolución productiva? ¿Cómo te protegés de semejante mentira?
Tampoco hay que dejar de hacerse cargo de los errores propios, que fueron
muchísimos y que el macrismo supo capitalizar.

Anónimo dijo...

Sólo alguien con muchos prejuicios y una posición tomada desde el vamos puede emprender la tarea de analizar a conciencia y comparar 12 años de gestión con ¡50 días!, y encima tratar de convencernos que las críticas al Kirchnerismo son sólo de orden moral... Te contaría con gusto cómo, en mi pueblo de 5000 hab, 3 o 4 tipos (que entre todos no tienen ni 20 empleados) pasaron de estar más o menos bien a ser asquerosos multimillonarios que controlan todo, durante el gobierno nacional y popular de CFK, pero tu peronismo te impide ver con claridad, por ahí las luces de la city te ciegan un poco, pero igual hay vida afuera de MDP, por ahí no la viste estos años porque los secos como nosotros no podemos ir a veranear a la costa...

Tuco Salamanca dijo...

Bueno habría que preguntarle al anónimo en que pueblo vive de 5000 habitantes en que 3 o 4 tipos se hicieron asquerosamente ricos y a él no le da para llegar a Mar del Plata, es un comentario en un blog flaco, no creo que sea necesaria la amenaza "vos porque vivis en un termo pero mi primo conoce al amigo del intendente y me contó un montón de cosas" decilo e indignemosnos juntos. La critica al kirchnerismo es necesariamente moral porque desde el lado político deja poco flancos para atacar. Es difícil encontrar medidas antipopulares dentro de la gestión, tal vez ese haya sido su talón de Aquiles cerrando cada vez más el margen de maniobra para las medidas económicas. El mismo PRO nació y creció como respuesta al kichnerismo. Si uno hace un poco de revisionismo se da cuenta que es mas o menos lo mismo que paso en el 55´ adaptado a estos tiempos histericos de twitter. Un gobierno popular enfrentado a poderes concentrados de la economía, la diferencia es que esta vez no hicieron un golpe de estado, sino que convencieron a mi vecino, a mis tios y a la abuela de mi mujer que estabamos en el peor de los mundos y que ellos traian el cambio para una Argentina unida y en paz. La fortuna de Cris es menos defendible que la austeridad de Mujica pero en Argentina nadie construye poder desde el viaje en subte de Luis Zamora, sería buenisimo pero no está ni cerca del poder. De los que hoy disputan y detentan el poder no hay un solo pobre, porque cuando llegas a ciertos niveles ya no pierden todo y quedan el ruina como Tyson. Las mega estrellas de Holliwood que pueden cogerse a todas y todos y comprar cualquier cosa que se les ocurra en este puto mundo despues de un tiempo se aburren y a veces se suicidan en su vacío existencial. Creo que tal vez los politicos argentinos eligen cierto resguardo en sus billeteras pero lo que nos cambia a nosotros pequeños habitantes de estas latitudes sea si de verdad quieren cambiar la situación de los habitantes de la nación. Saludos Tuco

Anónimo dijo...

Es tan fácil poner las cosas en el terreno de la crítica moral para tapar las críticas políticas. Hablemos de política energética, hablemos de política de transportes (tuvieron que morirse, bah, matar, 51 personas para que hicieran algo), hablemos de política de DDHH. No sólo las $acro$anta$ Madre$ y Abuela$ son los DDHH. Banco muy fuere que el nuevo gobierno haya recibido a familiares de las víctimas del terrorismo no estatal (cuyo fin era llegar al Estado). Hablemos de política internacional...

Hablemos de normalidad... De lo normal que era tener una cadena nacional por semana, de escrachar a un viejo que le compró dólares al nieto; re normal decir que Néstor es un barrilete cósmico que está en el Arsat; re normal usar a una militante que viajaba en el tren de la masacre de Once en cadena nacional para tratar de deformar la historia. Re normal decir que una persona (un periodista, un espía, las dos cosas) sacó pasaje para tal día par tal lugar.

Hablemos de la política económica, del gobierno más devaluador de la historia (puede ser un exceso esto, lo admito). Hablemos del gobierno tan progresista y de sus políticas regresivas: del subsidio que favorece al que más tiene, del dólar ahorro que favorece al que más tiene y vacía el Banco Central para contentar a la clase media o media alta, hablemos de la política impositiva y fiscal. ¿Del impuesto a las ganancias hablamos?

Pocos flancos para atacar dice el de arriba. Dejo de reírme y vuelvo.
Bueno, cuando leo su justificacíon del choreo, cuando dice que lo importante no son sus billeteras (sus cuentas bancarias en el exterior, amigo), sino su voluntad de querer cambiar la situación de los pequeños habitantes, bueno, ahí me indigno un poco. Me violento. Sos un gil.


Por cierto, plantear una escisión entre política y moral es bastante cuestionable.

Anónimo dijo...

¿Te acordás cuando había un gobierno que iba a defender
cuerpo a cuerpo cada uno de los puestos de trabajo?
Incluso los de la General Motors

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo de un gobierno que arrojaba los cuerpos de sus empleados sobre los autos para justificar la represión a quienes reclamaban sus puestos de trabajo.


Anónimo dijo...

¡Se supo! ¡Se supo!
El anónimo macrista es Cecilia Pando

Pedro dijo...

Paren las rotativas muchachos, gallardo trajo a dalessandro

Anónimo dijo...

Por eso te ilustré lo que pasa donde yo vivo, querido Tuco. Los que nombré que se hicieron multimillonarios estos años vienen del sector privado, los del estado ni vale la pena contarlos, es de todos conocido. Lo único que te pido es que seas tan amable de nombrarme todos los grandes monopolios contra los que luchó el kirchnerismo, digo, para que todo lo que escribiste pueda parecerse un poco a la realidad...

José I. dijo...

Te indigna el gobierno que habilitaba el dólar ahorro y bancás a muerte a uno que habilita la compra de 2 millones mientras los que controlan trabajaban hasta ayer nomás en uno de los principales bancos fugadores.

Bah, te enorgullecen los dos demonios, qué te voy a decir, y un gobierno que tiene tantos huevos que caga a tiros a una murga de pibes de 8 años

Vos no sos un gil, sos algo mucho peor: un miserable.

Anónimo dijo...

No banco a muerte a nadie, Josecito. Ni soy soldado de nadie, ni doy la vida por nadie ni quiero a nadie eternamente.
Los dos millones de dólares se podían comprar, también, durante el kirchnerismo. Un tal Néstor Carlos Kirchner, un abuelito miserable (ah, no, perdón), hizo uso de ese derecho. ¿Te acordás?

Respecto de los dos demonios, deciles en la cara a Silvia Muscat o a los hijos de Klein, o al propio ex presidente Pinedo, o tantos otros, que sus familiares son muertos de segunda. Inexistentes e invisibles.
Dale, si tenés tantos huevos, decí que estuvo bien matar a niños o secuestrar y torturar a militares a los que encerraban en armarios o en pozos.

Anónimo dijo...

Todos los muertos valen uno, dicho lo cual, nada, absolutamente nada se
compara con un terrorismo de estado que se dedicó sistemáticamente
al robo de niños, ¡NADA!
Ni los nazis se atrevieron a tanto.

Jo Goyeneche dijo...

Yo voy por la ancha avenida del alcoholismo.
Salúd! Otro hit post!

Anónimo dijo...

Al kirchnerista no le hace ruido la fortuna de Cristina, el kirchnerista no es socialista, es peronista y los peronistas siempre tuvieron líderes ricos, verticales y grasas. Tanto Cristina como Macri son menemistas y, partiendo de esa verdad, a nadie puede sorprender que sean ricos o chantas. Hay coherencia ahí, y conecta con el sentir de este país. Macri ganó gracias a los desastrosos cuatro últimos años de Cristina. A cristina le conviene que esté él para después volver ella. Se reparten el poder los mismos que robaron la luz de los argentinos. Macri es Pergolini. Estamos gobernados por la hinchada de Boca y los fans de Iron Maiden. Este país no tiene sentido.

Tuco dice: “La critica al kirchnerismo es necesariamente moral porque desde el lado político deja poco flancos para atacar.”

Jaja, qué cínico… nos robaron doce años con las tarifas Los menemistas por los menos hicieron el “uno a uno” para todos. Aniquilaron las reservas, las instituciones, mintieron, robaron. La inflación por las nubes es un dato objetivo, indiscutible. Siempre fueron un desastre en todo sentido.

diciendo lo indecible (?) dijo...

Todos los muertos valen uno, pero sólo unos tienen reconocimiento estatal y social, subsidios, juicios, representantes (millonarios) legitimados, marchas y pedidos de memoria.
Los otros están desaparecidos de la historia. Y recibir a sus familias es "dos demonios", "cecilia pando", "editorial de la nación", etc...

Algún día, quizá, se pueda hablar del plan sistemático (que incluía el secuestro, la tortura y el asesinato, incluso el asesinato de niños) que tenía como objetivo tomar el poder del Estado.
Y de por qué tantas guerrilleras combatían embarazadas. ¿Era una táctica de combate o simplemente el olor a pólvora hacía irrefrenables las pasiones? ¿O había que construir el "hombre nuevo"?

Anónimo dijo...

Si el macrismo es la Libertadora remixada, ¿decime cuándo empiezan los fusilamientos?

gerardo vazquez dijo...

NO, querido, no te hagás el desinformado ni quieras supeditar el accionar
de las fuerzas armadas a una lucha con guerrilleros, porque los que pasó
en Argentina fue mucho más grave, se desaparecieron obreros, periodistas
estudiantes, monjas, curas, empresarios judíos para quedarse con sus empresas.
Robo sistemático de bebes. No se privaron de nada. y todo se hizo para
poder aplicar a fuego y bala un plan económico de destrucción de la
industria nacional a favor de un modelo que permitiese la apertura de
importaciones y bicicleta financiera vía endeudamiento con el FMI.
Destruyeron el país, arrasaron con todas las instituciones y encima
pretendés que los condecoren.
Si querés hacer el ridículo aprovechá que se viene el carnaval y formá
una murga.

ZARCORTGAME LOPEZ dijo...

mi critica siempre fue doctrinaria ya que el combo globalista de doctrina de genero, aborto, etc tienen como origen una agenda global de la oligarquia financiera, nunca tuvo anda de peronista. Lo mismo que la exageracion y revisionismo de los 70...¿que fueron los guerrillero? boluditos que fueron abatidos por fuerzas malvadas? o seguin doctrinas militares para la toma del poder? destruimos las fuerzas armadas, permitimos hasta una pista de lewis en el sur...aun asi rescato el viraje a rusia y china sobre el final...pero no alcanzo. Por eso para mi el FPV debe desaparecer para dar lugar a otro frente.

Fernando dijo...

Los medios eran cocaína para la oposición y ahora son el valium para el mismo grupo social, eso es seguro.

El sector antiperonista se cree dueño de la verdad (y con Dios de su lado), y por eso se permiten TODO sin excepción, ya que si tenés a Dios y la verdad de tu lado, todo lo que hagas estará bien y será por el bien de todos, siempre.
Los peronistas son el Mal, el error absoluto, y hasta el mismo hecho de ganar una elección es un delito. NADA de lo que hagan estará bien, y hasta lo bueno será un subproducto de la maldad, por lo que no debe permitírseles NUNCA nada.

Este doble apotegma explica la totalidad de las confusiones e incomprensiones en los "debates" y relatos políticos del país de las últimas siete décadas.

No hay dos ideas que debaten. Una idea intenta borrar a la otra. Y la otra se obstina en permanecer y resurgir. Pero no hay debate. Ni reconocimiento.

Los anti no tienen dudas de su superioridad, por eso fracasan casi siempre. Y muchos peronistas, los más nuevos, no comprenden que siempre serán considerados inferiores. Mueren por el reconocimiento que nunca recibirán. Tal vez ser peronista sea entender que es inútil e innecesario.

Por eso la crítica al anterior gobierno será siempre moral, y la crítica al actual, meramente política.

Billy dijo...

sale post sobre D'Alessandro?

por lo menos tirame el link al post sobre el partido de libertadores con san lorenzo. (se me acaba de ocurrir que sólo lo quiero para ver que comenté y me dio miedo y verguenza)

Corvino dijo...

http://ilcorvino.blogspot.com.ar/2008/05/si-les-echaban-11-capaz-que-ganbamos.html

No comentaste, pero yo estaba re loco y tiré esta:

"Dentro de una década, cuando River finalmente se vaya al descenso, vamos a recordar estos tiempos como el principio del fin".

Yo siempre creo que estoy escribiendo peor que antes pero ahí sí que escribía feo.

Saludos.

pd: no voy a explicar lo que quise decir en este post porque es muy complicado.

Billy dijo...


que loco, no comenté. natanael comentaba todavía porque no trabajaba en la tele.

tiene magia corvinesca el post.

buscándolo pasé por varios alemanes ganándole a messi y me deprimí un toque.

Martín Zariello dijo...

Los comentarios me recordaron un montón de comentaristas que pasaron y se fueron y cómo se van regenerando (?) los comentaristas y cómo a veces, durante años, no se regeneran. Los únicos que quedan de aquellas épocas son vos, vlt y cine braille. Si el blog tuviera ganancias debería darles un porcentaje.

Saludos (no sólo a Billy, sino también a los que comentaron sobre política, incluso al anónimo que me odia y dice que soy peronista o algo así)

Anónimo dijo...

quiero mi tajada!
Vlt.

Anónimo dijo...

Fui kirchnerista con Nestor y deje de serlo los ultimos 6 o 7 años cuando emepece a ver las lacras que rodeaban a Cristina.....pero perder con Macri y Vidal....lo mal que hay que hacer las cosas para que te ganen esos 2 muertos!!!

Anónimo dijo...

mucha falopa. % minutos leyendo al pedo y no hay una sola idea clara

Anónimo dijo...

La corrupción y el robo con el cuento de "hacer política" lo desmintieron Mujica y también Illia, el peronismo es un aparato perverso y mafioso para asaltar el poder, por eso generalmente a la cabeza del mismo aparecen tipos como Duhalde, los sectores privados comparten amistad con el peronismo, hasta que deciden asaltar el poder por la fuerza, lo cómico es que ahora van a las urnas y ganan, "lo popular" ya no existe, caso contrario habría que creer que el 50 % del país es de clase media alta y por eso Macri es presidente...

Anónimo dijo...

P/D: siempre existieron mas de dos sectores, tomen conciencia, hay vida mas allá del kirchnerismmo...

Anónimo dijo...

Quien se va a ocupar de que el Kirchnerismo siga vivito y coleando
es el mismísimo Macri (214 cusas judiciales, un canto a la
corrupción) con su política económica.
Va a ser todo un espectáculo ver a Massa, Bossio y Urtubey
empujándose entre ellos por tratar de desmarcarse a tiempo de Macri.
Sientate a esperar en la puerta de tu unidad básica y verás pasar
el cadaver de tu enemigo.
Saludos!

Anónimo dijo...

no, capo, se van a ocupar cynthia garcia en su canal de youtube, gabi cerruti y sabbatella en las plazas con marta dillon, kiciloff dando clases de economía y zaffaroni de derecho, gerard fernandez (que anunciaba un dólar a 16 en febrero) y el napia moreno, que de tanto tomar un día le va a dar un bobazo en vivo y directo.
y los actores militantes, ver la leona es una forma de micromilitar, compañeros.
ah, y milagro sala, cuando el pueblo la libere de su política prisión.
y cristina, claro, cuando vuelva... ¿cuándo vuelve?

al kernerismo no lo soportan ni los peronistas.
van a terminar siendo nuevo encuentro ampliado. enjoy.


si es

Anónimo dijo...

Todos los males del kirchnerismo ya los facturó Macri para ser
presidente. Nadie te cobra dos veces la misma boleta.
Ahora le tocó mover al Pro y ya quedó diseñado el tablero
de perdedores y ganadores.
En menos de cien días pulverizaron el crédito de los desinformados a medida que
la realidad se va apoderando de los bolsillos.
Se acabaron los globitos de colores y la revolución de alegría
Y ahora que quedó clarísimo que la avenida que conduce al hambre cero
no estuvo nunca en el GPS de cambiemos, el gesto más demoledor
que puede ensayar Cristina es quedarse callada y cruzada de
brazos viendo cómo se mueve el elefante en el bazar, con una indisimulable semisonrisa dibujada en el rostro.

Volveremos

Anónimo dijo...

Volveremos jaja como si eso fuese un crecimiento para el país, en todo caso nunca se fueron, desde el 90...

Anónimo dijo...

el único gesto que puede ensayar es cristina es mandar un mensaje de video, como una versión atrasada (45 años atrasada) de los mensajes que llegaban de puerta de hierro.
con un maquillaje corrido y un sombrero ridículo para taparse las extensiones mal hechas.

mientras, acá, màximo y recalde, moreno y kici, pavimentan el camino para su regreso.
a comodoro py, va a regresar

Anónimo dijo...

Cristina va a volver por la misma razón por la que volvió Perón
de Puerta de hierro. Por haber dejado en la memoria colectiva
un país con empleo y consumo.
A Perón también lo estigmatizaron y lo trataron de corrupto,
dictador y soberbio durante 18 años, sin embargo cuando
te falta lo principal (pan y trabajo), todo lo demás se vuelve secundario.
Como diría Bill, el arrodillador "Es la economía, estúpido"

Volveremos!

Anónimo dijo...

El anónimo que suela con volver, en realidad, lo que hace es admitir la esencia del peronismo.
Dejar un desastre, quedarse cruzado de brazos esperando que la bomba le explote al que sigue, y después volver como el Salvador de la Patrea. Tenemos Patrea.

Sin embargo, anónimo, te cuento que un tal Carlos Menem apostó a eso y la elección siguiente, es cierto, la ganó. Con el 25%.
Y, como recordarás, se bajó de la segunda vuelta porque no podía sacar un voto más que ese núcleo duro.

Son más pillos, en ese sentido, Urtubey y Massa, y hasta el putañero que no paga Bossio.

Anónimo dijo...

Menem es Macri, es la derecha liberal, nunca representó el espacio
nacional y popular. Llegó al poder traicionando al peronismo
(Revolución productiva y salariazo) para luego entregarle el
poder a Bunge y vender las empresas nacionales a precio vil.
Abrir las importaciones y destruir la industria nacional. Eso no
es peronismo. El peronismo y todo el campo popular fue víctima de
Menen como hoy es víctima de Macri. Nada más con ver para quién
está gobernando para saber cómo va a terminar esta historieta.
la crisis a la que estamos entrando no es heredada, es creada,
Se está provocando la destrucción del salario para darle competitividad a los poderes concentrados y que los sectores populares terminen pagando el precio de la devaluación.
Se vuelven a abrir las importaciones. Nos volvemos a endeudar
para pagar gastos corrientes. Se frena la obra pública (trabajo y
infrectuctura) para bajar el gasto público.
No va a funcionar. Nunca funcionó. No hace falta ser vidente.
Volveremos
Es inevitable, es como la ley de gravedad.

Anónimo dijo...

Menem dejó en el pueblo memoria de empleo y consumo y apostó a eso para volver?
De cuál tomas, loco?

Anónimo dijo...

Menem dejó en el pueblo memoria de estabilidad cambiaria y de inflación nula.

No como los mentirosos patológicos que nunca van a volver. (Volverán otros, pero esos no: ustedes no).