lunes, 15 de febrero de 2016

Siempre se vuelve a Fito


En 1992 para su cumpleaños número 36 mis primos le regalaron a mi viejo El amor después del amor. Mi viejo no pudo escuchar mucho ese casette porque estaba todo el día laburando, pero yo sí. Tenía siete años. En la esquina de mi casa vivía una chica llamada Cintia y era mi mejor amiga. Estábamos todo el día juntos y a veces escuchábamos “Pétalo de Sal” y bailábamos. No sé muy bien cómo ni por qué pero sé que bailábamos o, por lo menos, recreábamos con gestos cada uno de los versos de la canción. Una canción en la que, por ejemplo, cantaba Spinetta.

Aclaro esto: no éramos hijos de profesionales, no viajamos a Miami, vivíamos en el barrio Pueyrredón y no fuimos al Illia. Si, por supuesto, el motor de todo lo que escribo es mi resentimiento.

A muchas personas les molesta que por cinco recitales Fito Páez haya recibido dos millones de pesos del gobierno of the Yegua. Creen que el gobierno le dio directamente a él los millones de pesos, como si el presupuesto de un recital no tuviera nada que ver con las personas que arman el escenario y organizan el recital y con los músicos que tocan ahí.

De todas maneras, si fuera por mí, personas como Fito Páez, Charly García, Nebbia o Spinetta deberían recibir millones de pesos simplemente por existir. Son tipos que, literalmente, me salvaron la vida cuando miré el techo y en el techo no había nada. Yo pago 258 pesos de luz pero nunca pude encontrar en mi corazón la conexión entre eso y Fito Páez. Y eso que en mi corazón encuentro un montón de cosas. 

Por ejemplo: paso bastantes horas al mes pensando en lo que me va a pasar el día que muera Charly García. La única conclusión que saco es que ese día voy a tomar mucho whisky.

También paso muchas horas al mes lamentando la existencia de quienes insultan a Charly García en los comentarios de los diarios más famosos del país (Clarín y La Nación). Cada vez que aparece Charly en las noticias hay una turba enceguecida que lo insulta. Al principio me molestaba pero después me di cuenta de que Charly hizo bien su trabajo para que esas personas (que son madres, padres, abuelos e hijos del rock and roll) tengan tanta necesidad de insultarlo.

***

A principios de año TN anunció algo llamado TN Fest. Lo hizo con la suficiente maestría para que no se sepa si era un programa o un recital organizado por el canal. En fin, se promocionó como un Festival pero en realidad era un programa en el que se encuadraban recitales ya transmitidos por el canal. El primer recital de TN Fest fue uno de Fito Páez. Se lo promocionó como si Fito Páez tocara para TN en enero, a pocos días de haber asumido Mauricio Macri y se lo conectó con el recital que La Mancha de Rolando había ofrecido en el Espacio Clarín de MDQ. En las redes sociales la gente se regodeó en la contradicción política del rosarino.

En realidad TN Fest repitió un concierto de mayo del 2015 que ya había sido transmitido por TN, cuando Fito presentó Rock and roll revolution. Lo pasaron como un recital en vivo. 

No culpo a TN, si yo fuera TN haría lo mismo, el problema es la gente que ve TN y no tiene la suficiente autoconsciencia de que es gente que ve TN.

Ahora Fito Páez cerró un festival kirchnerista en Plaza Saavedra y se convirtió en el blanco de un sinnúmero de insultos. A mí la resistencia con aguante y los artistas afines al ex gobierno me parecen un poco sobreactuados. Si pienso que nuestros viejos se bancaron la dictadura y el menemismo y nosotros, a 60 días de asumir Macri, cual nenitos llorones, le pedimos la renuncia a Loperfido porque dijo que no había 30,000 desaparecidos me dan ganas de cortarme las pelotas con una tijera desafilada. Evidentemente hoy no estoy escribiendo de una manera sofisticada.

Los progres florecidos en la dictadura K deberíamos entender que la necesidad es la madre de la invención y que, como decía Bolaño, si durante doce años decís lo que querés, en determinado momento vas a escuchar lo que no querés. Son ciclos históricos y existen desde que existe la historia.

***

Volviendo a Fito: lo vi en Noviembre en el Gran Rex, presentado Giros 30 años después y me pareció el gran artista que siempre fue. Que se junte con Sabbatella o Aníbal es una anécdota para la gente que cree que la realidad no se escribe entre comillas y sale todos los días en la tapa de La Nación.

Salvando las enormes distancias los escritores de la generación del sesenta no podían leer a Borges por sus relaciones carnales con la Libertadora. Hoy amamos a Borges con sus contradicciones, con sus errores, con sus "fucking" (como diría Fito) fatalidades. 

Se supone que en los últimos 15 años, después de Abre, Fito viene derrapando, pero, personalmente, mis artistas favoritos me gustan hasta cuando derrapan. Me complace ver qué hacen cuando están incómodos, en off side generacional, lejos de llenar estadios y meter hits en la radio (o YouTube) como antes. Son como los cracks que están a punto de retirarse y en vez de gambetear cinco rivales meten un pase entre líneas. El tiempo pasa para todos, es la ilusión que no vuelve más. 

Temas como “The shining of the sun”, “Oh Nena”, “La hora del destino”, “El cuarto de al lado”, "Perdón" o “Imposible escribir sobre nada” me parecen tan geniales como los clásicos de Ey o Tercer Mundo. ¿Por qué le pedimos a un músico de 50 años la misma creatividad que tenía a los 30 si ni siquiera Double Fantasy es igual a Abbey Road? ¿Por qué ejercemos la crueldad con tanta naturalidad, como si fuera un derecho adquirido? Es más: ¿por qué les pedimos a Cristina y a Macri lo que nunca nos animaríamos a pedirnos a nosotros mismos? Los políticos son emergentes de la sociedad y a veces descargamos en ellos todas nuestras miserias. Puede que ellos nunca se tomen un colectivo a las siete y cuarto pero tampoco nosotros vamos a vivir el 0,03 por ciento del desprestigio social que les toca por poner la cara cuando las papas queman.  

Alguien siempre tiene que poner la cara. Esto hay que leerlo como si estuviera escrito en mayúsculas.

***

En 1992 La Bersuit editaba su primer disco y en “Como nada puedo hacer (puteo)” se escuchaba:

Lo vi a Fito sentado en un bar
con una Bic cargada de alcohol
es que su panza empezó a mandar
y le ordenó que se vaya.

Estaba colgado, no podía coordinar,
veía a los profetas nuestros
vestidos de jinetes cabalgando a otro lugar,
cabalgando hacia el final.

***

Si uno se toma el trabajo de ver y leer entrevistas a Fito se da cuenta de que fue kirchnerista antes de que existiera el kirchnerismo. En el Gran Rex me sorprendió que en 1985, cuando todavía estaba en auge el hermetismo poético de Solaris y Spinettas y en medio del Juicio a las Juntas, Fito gritara sin pudor y con absoluta brutalidad: "Generales mataron media generación, una guerra no es un negocio ni una ilusión, una guerra es sangre". Fito cantaba lo que a García ya le chupaba un huevo cantar. Sayonara.

21 comentarios:

Ale R dijo...

Excelente. Estoy de acuerdo en todo salvo que no me parece que Fito derrapa. Los que derrapan -a mí juicio- son los que lo insultan en los comentarios de los diarios.

Jo Goyeneche dijo...

Lo hiciste otra vez Corvino. Suscribo a cada palabra.

(el último disco de Fito es excelente)

lebebi dijo...

Genial!!

Martín Espinosa dijo...


Excelente Corvino. Los que insultan a Charly o a Fito en los comentarios de Clarín o La Nación son algo así como zombies, ya están muertos.

Hernando Tejedor dijo...

Muy bueno. Lo único que tengo para comentar es que los que nos bancamos la dictadura y el menemismo somos también los que pedimos la renuncia de Lopérfido, justamente porque nos bancamos la dictadura y el menemismo y porque conocemos el huevo de la serpiente y porque vemos una vaca y lloramos, puede ser, cómo no.

Anónimo dijo...

Hola,

Recuerdo que oí hablar por primera vez de este blog a Fabián Casas y por esto me metí.

Lo que me pareció distinto de Corvino fue que leía que estaba por fuera del canon. Defendía a Fito en muchas ocasiones, por caso. La crítica establece un canon que no es desechable, se entiende que hay obras que hacen avanzar un arte y eso de alguna manera lo establece la crítica. Pero hoy todos somos críticos. Y pocos deciden ser artistas. Entonces Corvino con su particularidad de criterio, subjetivo, se escapa del crítico y se acerca al artista, un artista referencial, como muchos o todos los contemporáneos.

Bancando a Fito que es un verdadero genio, imposible escribir sobre nada es una canción pop perfecta, con una sucesión de frases conmovedoras y redondas. El disco Rodolfo, El mundo cabe en una canción, son geniales. Los últimos cuatro de canciones nuevas tiene grandes momentos.

Cuando ganó Macri me sentí muy angustiado un día pero me relajé y leí 2666, nunca lo había leído y fui feliz. En el verano escuchamos Locura total. Aguante todas esta cosas.

Saludos,

Matías-

La Voz de la Calle dijo...

Fito Páez vino al hogar y, sin traer más que un jogin con el eslástico gastado, una coca light y el piano de su hija nos dejó una tarde increíble.

Fito páez no le aviso a los medios que venía al hogar de personas en situación de calle, porque no quería estar con los medios. Queria estar con las personas en situación de calle.

A fito, gracias eternas.

Y al que le quede alguna duda les dejamos el video para que vean que nadie detiene al amor en un lugar

http://lavozdelacalleradio.blogspot.com.ar/2015/10/fito-paez-en-el-monteagudo.html

Anónimo dijo...

¿Que se junte a con Aníbal y Sabbatella, o que tenga mucamas con uniforme?

Emiliano dijo...

Gracias Corvino.
Es así.

Abrazo

Emi Mendez

gerardo vazquez dijo...

Fito Paez es el más mesiánico de los rockeros argentinos
Lástima que nunca estuvo loco, porque la locura combinada con el mesianismo produce un mambo de la gran puta.
Al rock argentino le faltó un Roky Ericksson o un Daniel Johnston
Encima le sobra algo peor que la corrección política:La corrección estética. Aguante Pescado rabioso.

Los Tumis dijo...

Yo también paso muchas horas al mes pensando en cómo me sentiré el día que se muera Charly.
Fito nunca me salvó la vida, al menos no como lo hizo Charly, pero le reconozco que es mucho mejor de lo que todos te quieren hacer creer, y eso ya es bastante.

Saludos cósmicos Corvino.

Anónimo dijo...

Siempre me gustó la música de Fito, ahora bien, reconozcamos que ponerse la camiste de cualquier político (máxime de un político argentino) es de una imbecilidad superlativa.

Anónimo dijo...

En 1993 Tumbas de la gloria, El amor después del amor y media docena de canciones más del mismo disco sonaban por todos lados desde hacía un año. El cd se vendía por cientos de miles y una compañera de mi grado comentó que lo tenía y me dijo que si quería me lo grababa. Mi vieja me dio un casette tdk que ya no escuchaba para que lo grabara encima ( si si, un tdk nuevo era un lujo que no podíamos darnos). Lo escuché hasta que lo gasté y lo perdí en un par de años.
Mi momento de felicidad catódica rockera en aquella época fue cuando pasaron en canal 13 el show que dio en Vélez. Me acuerdo que en "Gente sin swing" se escuchaba la voz de Menem encima.
A Paéz lo seguí escuchando, era mi número 2 después de García. Spinetta no había llegado a mi vida aún. Lo abandoné espantado después del para mí feo Rey Sol (2000) por una docena de años. En ese momento me compré el cd y descubrí que seguía siendo muy bueno. Una puerta de entrada al rock para los que escuchabamos fm y no teníamos amigos o familiares que nos hicieran un vinilo de Pescado.
Y decía, después de años sin escucharlo llegué a Rodolfo (2007) y descubrí que seguía haciendo buenas canciones el no tan pibe.
Y sí, a veces dice y hace pelotudeces, como todos, pero el sale en LN y los anónimos lo bardean.
Bien Corvino por el post, larga vida a Paéz y sus canciones.

Anónimo dijo...

La foto con Aníbal es en un conocido hotel y las que salen son trabajadoras de una empresa de catering. La retuiteó Rodrigo Moreno, (no tan) niño FUC que filma a los trabajadores como bichos raros y caricaturiza a los ricos como en telenovela.

Anónimo dijo...

El anónimo de las 23:19, miente.
Acá la propia esposa de Sabbatella diciendo que fue en la casa de Fito.
https://twitter.com/abejadan/status/626907266705432576

De paso, una foto de Fito con el embajador de USA, días antes de la foto con Aníbal, Sabbatella y las mucamas.
https://twitter.com/NoahMamet/status/609408348870574080
Congrats, amigo...

Anónimo dijo...

Ustedes se creen que Jagger se lava los platos?

Anónimo dijo...

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-172698-2011-07-21.html

Anónimo dijo...

Sí, el Fito de 1993, no el Fito que quince años después le bajó el pulgar a Claudia Puyó por gorda.

Anónimo dijo...

Corvino, viste esta entrevista? https://www.youtube.com/watch?v=TZJ7gfGS3PE
muy buena en general, sobre todo el minuto 31, cuando habla de por qué "no aparece" un Spinetta, un Charly, etc.

PD: todo un tema aparte son esas botas de lluvia que pegó...

Corvino dijo...

Si, vi esa entrevista, es muy bueno todo lo que dice sobre Spinetta y sobre Charly. Fito es una de las pocas personas que sigue hablando de Spinetta y de Charly (más allá del boom careta spinetteano después de su muerte).

Saludos.

Anónimo dijo...

Corvino querido, hay una pequeña y no por eso insignificante diferencia, Fito lo hacía desde el cuore no del oportunismo, que fue lo que tuvo casi en un 100 por 100 el kirchnerismo, todo, pero todo o que hizo, fue para por otro lado sacar una tajada apestosa; Fito como muchos, vieron sus luchas sentimentaloides de años reflejadas por el mismísimo Estado y ahí fueron, para mí, un fraude total, pero bue, saludos. Leo.